Tipos de Cámaras de Seguridad

Cuando entramos en un catálogo de cámaras de vigilancia IP wifi es normal que nos sintamos perdidos ante tanta oferta antes de saber qué debemos comprar. En camarasip.site hemos clasificado las cámaras para que resulte muy sencillo conectar tu cámara con WiFi para ver los vídeos directamente en vivo en tu teléfono inteligente a través de una APP en cualquier momento y en cualquier lugar vigilando qué está pasando en casa.

Cámaras de vigilancia domo

Las cámaras de vigilancia tipo domo reciben ese nombre por la forma de domo o cúpula que tienen. Se caracterizan por ser discretas mimetizándose con el lugar y pudiendo ir colocadas principalmente en techos o cualquier otra superficie plana y en algunos modelos también en paredes.

Las cámaras de vigilancia domo tienen un campo de visión amplio y muestran imágenes nítidas en general hasta distancias medias de 3 a 5 metros. Son las cámaras IP de vigilancia por wifi más utilizadas en el interior de las viviendas.

Cámaras de vigilancia bullet

Estas cámaras reciben su nombre por su forma que se asemeja a una bala por ser cilíndricas. Estas cámara se utilizan fundamentalmente en exteriores debido a sus características ópticas, ya que son ideales para enfocar a largas distancias de decenas de metros con muy buena resolución y con campos de visión estrechos. Por este motivo son las cámaras de seguridad que habitualmente se colocan para el control de los accesos a las viviendas.

¿Sabes qué es una cámara IP?

Las llamadas cámaras IP son cámaras con la capacidad de conectarse a la red de internet. IP significa Internet Protocol y es el protocolo de intercambio de información mediante el cual funciona internet.

Las cámaras IP tienen la capacidad de conectarse a internet y enviar señales de audio y vídeo a través de Internet desde un Router o a través de un área local para la visualización en directo desde cualquier parte del mundo a través de un equipo que esté conectado a internet.

¿Qué diferencia hay entre un webcam y una cámara IP?

Las cámaras IP las debemos entender como la combinación de una cámara más un ordenador en un sólo equipo. Estas están integradas por cuatro componentes principales: una lente, un sensor de imagen, un procesador y una memoria.

Las cámaras IP disponen de su propia dirección IP mediante la cuál nos podemos conectar a ella desde cualquier ubicación y esta es la principal diferencia con una webcam que sólo puede conectarse a un ordenador personal(PC) por medio de un puerto USB.

¿Cómo funciona una cámara IP?

Una cámara que funciona con protocolos de internet permite vigilar tu casa usando un software que se conecta directamente a internet. Por este motivo es muy importante que las cámaras elegidas codifiquen la información que se transmite ya que de no ser así nuestro hogar sería un portal abierto a ojos extraños. Por este motivo es importante considerar, en la selección de estas cámaras de vigilancia, que la señal captada que la cámara envía por wifi al router de la casa sea compatible con los protocolos más actualizados en seguridad como por ejemplo el WPA2.

Tipos y modelos de cámaras IP de vigilancia

Puedes encontrar cámaras de vigilancia IP según los siguientes criterios.

Cámaras de vigilancia exterior e interior

Según el nivel de protección contra el agua. Los niveles de protección al agua se clasifican como IP y un número, donde IP en este caso significa Ingress Protection y ordena de menor a mayor la resistencia a la penetración al agua en un dispositivo. Las cámaras de vigilancia para exterior deben tener un grado de protección de al menos un IP65 o mejor aún IP66.

Donde IP65 es una protección que indica que la cámara puede resistir un chorro de agua y la IP66 es indicativo de que la cámara puede soportar un chorro 100 litros por minuto. Es decir tanto una protección como la otra son suficientes para el agua de lluvia pero no hacen a las cámaras sumergibles.

Cámaras de vigilancia con WiFi o sin WiFi y 3G/4G

Según su tipo de conexión de acceso a internet, los accesos más usuales a internet son WiFi, 3G (inalámbrica de tercera generación) y 4G (inalámbrica de cuarta generación). La cámaras de vigilancia con WiFi son la solución perfecta en espacios con buena cobertura, normalmente interiores, al igual que ocurre con los smartphones.

En cambio, en sitios sin internet o sin acceso WiFi se necesitan cámaras de seguridad con la posibilidad de conectarse a internet mediante una tarjeta nano SIM con un plan de datos móviles 3G/4G.

Cámaras de vigilancia sin cables

Las cámaras IP de vigilancia con batería incorporada te permiten colocar la cámara de vigilancia sin cables en cualquier lugar que la necesites, tanto si es en el interior de la casa como en el exterior de la misma hay modelos que equipados con baterías recargables de larga duración te evitarán realizar engorrosas instalaciones eléctricas.

Las baterías recargables incorporadas son recargables mediante cable USB y su energía es de larga duración que van de las semanas, según el modo de vigilancia elegido, hasta meses en los modelos más premium con baterías que llegan hasta los 10.000 mAh.

Cámaras de vigilancia para coches

Estas cámaras tienen como principal funcionalidad la vigilancia de coches aparcados y para ello son capaces de grabar en 360º tanto en el interior del vehículo como en el exterior. Estas cámaras van equipadas con sensores de movimiento y son ideales para vigilar el coche en el garaje o en la calle. Son cámaras utilizadas por la mayoría de los clientes para disuadir de que nos rayen el coche o grabar al delincuente.

También van equipadas con sensores tipo G-sensor que detectan choques o impactos haciendo de estas cámaras un aliado perfecto en el caso de accidente en carretera como prueba gráfica para la defensa jurídica. Estas cámaras cuentan con un objetivo gran angular que graban toda la carretera por delante, además puedes incorporar la fecha y la hora para que se muestre en el vídeo si se produce algún accidente.

Cámaras de vigilancia para bebés o vigilabebés

Estas cámaras de vigilancia han sido especialmente diseñadas para supervisar el descanso de los bebés y de ahí la popularización del nombre con el que se les ha bautizado: vigilabebés.

Estos vigilabebés tienen unas funciones muy exclusivas para cumplir con su objetivo: monitor independiente del smartphone, visión nocturna por infrarrojos para ver al bebé mientras duerme con la luz de la habitación apagada, medidor de la temperatura ambiente, audio bidireccional para poder comunicarnos con el bebé, canciones de nanas para ayudar a conciliar el sueño y baterías recargables que dotan a estas cámaras de vigilancia de máxima movilidad para que las podamos colocar en la estancia que necesitemos en cada momento.

Cámaras de vigilancia ocultas

Estas mini cámaras se pueden considerar espías porque pasan desapercibidas allí donde se coloquen. Son cámaras muy pequeñas y baratas, pensadas para poder ocultarlas en cualquier lugar y grabar de manera desapercibida. Son perfectas para ser utilizadas como cámaras espía en el coche o vigilancia de mascotas.

Estas cámaras suelen ir imantadas para fijarlas a cualquier superficie metálica. Disponen de sensores de movimiento que permiten que tomen fotos o vídeos sólo cuando sea necesario.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)