¿Por qué instalar una cámara de vigilancia para exterior?

En primer lugar porque es un elemento muy disuasorio frente a actos delictivos de delincuencia común como robos y gamberrismo. La bajada de precios de las cámaras de vigilancia, a consecuencia de la llegada de la tecnología IP, ha hecho que estos equipos dejen de ser exclusivos de las casas más ricas de las ciudades para convertirse en un elemento cada vez más común de la seguridad pasiva de nuestros hogares.

En el caso de que se cometa un robo las cámaras serán la mejor ayuda para recuperar nuestras pertenencias e identificar a los ladrones.

La colocación de cámaras de vigilancia además, nos servirá para ver quién llama a la puerta antes de abrir. Una medida de seguridad que hoy en día resulta bastante razonable.

Por otro lado, el hecho de que podamos monitorizar de forma constante nuestra casa a pesar de que nos encontremos allí es una de las medidas más efectivas para evitar okupas en casa. Si disponemos de cámaras de vigilancia IP que nos alerten de manera inmediata cuando se produce un allanamiento podremos llamar a la policía y si probamos que la ocupación de nuestro hogar se ha producido en menos de 48 horas, podremos conseguir  su desalojo inmediato sin que sea necesario tener una orden judicial. En las segundas residencias donde algunas de las medidas disuasorias frente a los okupas como puede ser la simulación de nuestra presencia no es factible o poco efectiva, el control con cámaras IP puede ser una medida  reactiva excelente.

¿Puedo poner una cámara de vigilancia en mi fachada?

Una de las ventajas principales que tienen las cámaras de exterior es poder colocarlas en los puntos desde los que vigilar los puntos de acceso a las viviendas. Sin embargo, debemos conocer cuáles son las limitaciones que por ley, no podemos infringir contra el derecho a la protección de datos que tiene cualquier ciudadano en la vía pública.

Las cámaras de vigilancia tipo domo no suelen ser adecuadas para colocarlas en las fachadas de nuestras viviendas ya que debido al gran angular que utilizan, inevitablemente captarán imágenes de la acera, el resto de la vía pública e incluso otras fincas y fachadas vecinas Se vulneraría así el derecho a la intimidad de las personas y la resolución de la AEPD, concretamente la Instrucción 1/2006 de la Agencia Española de Protección de Datos regula este tratamiento.

De acuerdo con la citada instrucción deberemos colocar cámaras tipo bullet en la fachada apuntando hacia las posibles zonas de acceso a proteger como puertas y ventanas y con el menor ángulo posible hacia la vía pública o zonas comunitarias. Es decir, la cámara no puede enfocar la vía pública. Si se precisa proteger la entrada de una casa o la del garaje, la instalación debe superar los juicios de proporcionalidad, idoneidad e intervención mínima según lo especificado en el artículo 4 de la citada instrucción.

En zonas comunitarias es necesario que cuando se instalen las cámaras de videovigilancia se tenga e cuenta que esta debe evitar captar zonas comunes como patios, pasillos o garajes comunitarios y si fuese el caso se deberá informa y procesar un permiso emitido por la comunidad en vistas a que aplica la Ley Orgánica de Protección de Datos.

También es importante considerar la posible privacidad de los vecinos, por lo tanto, se debe evitar la invasión de la privacidad vecinal y no apuntar con la cámara hacia las fachadas de los vecinos.

De conformidad al artículo 3 de dicha instrucción se deberá colocar en las zonas videovigiladas, al menos un distintivo informativo en un lugar suficientemente visible, tanto en los espacios abiertos como cerrados. Dejamos a continuación el cartel específico de advertencia que de acuerdo a la LOPD se debe colocar como advertencia en el exterior.

Zona Videovigilada

Ver en Amazon

Señal de advertencia de Zona Videovigilada, con pictograma y texto, incluída referencia al Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos.

Ver en Amazon

¿Dónde es mejor instalar las cámaras de vigilancia exterior?

Es fundamental cubrir todos los accesos al hogar, incluso si se trata de una ventana poco accesible o con rejas.

Las cámaras de vigilancia deben estar a suficiente altura para que no puedan alcanzarse por las personas.

A la hora de colocarlas será importante que sean bien visibles para que creen su efecto disuasorio y teniendo presente que debemos procurar la vía pública y cualquier zona que no pertenezca a nuestro recinto.

Y por último, es muy importante que nos asesoremos bien antes de realizar la compra de este tipo de equipos ya que existen una variedad enorme de modelos con prestaciones muy diversas y es importante informase previamente antes de colocar un equipo que no se adecué a nuestras necesidades. Te indicamos nuestra guía de compras que seguro te va a resultar útil para seleccionar tus cámaras de vigilancia para exteriores.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *